Juan Esteban Zuluaga Durán

 

juan esteban zuluaga duran

juan esteban zuluaga duran

Estudió Diseño Gráfico y Derecho en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

Hijo de Hélmer Zuluaga y Ángela Durán, una pareja muy unida y amorosa, que crean el centro de crecimiento personal y expansión de la conciencia llamado DESARROLLO PHI Potencial Humano Integral del Poder Holístico Interior, dedicado desde hace más de 30 años a impartir, enseñar y llevar cambio y transformación a miles de vidas en la ciudad de Bogotá, en Colombia y en otros países.

Desde muy joven siguió los pasos de sus padres por el servicio, el crecimiento espiritual, el cambio de conciencia y la autotransformación, haciendo parte integrante de los más de 30 talleres, cursos y seminarios que el centro ha dictado en sus más de 30 años.

El centro DESARROLLO PHI es un lugar muy reconocido a nivel nacional e internacional por su integra, pura y sencilla forma de enseñar y ayudar a quien asiste a sus talleres buscando el cambio interior.

Juan Esteban Zuluaga Durán, ha tenido la oportunidad de recibir enseñanzas de muchos maestros a lo largo de su vida que ha marcado fuertemente su crecimiento interior y lo cual se percibe en persona a través de una personalidad serena, amable, inquieta y amorosa, lo cual plasma en cada uno de los talleres que imparte.

Algunos de los maestros que más han marcado su crecimiento espiritual y personal en mayor medida, se destacan especialmente: El Maestro Jesús, San Francisco de Asís, Hélmer Zuluaga, Ángela Durán, Gerardo Smedling, Paramahansa Yogananda, Babaji, Greg Braden, Drúnvalo Melchizedek, Wayne Dyer, Shantiananda y muchos más.

Actualmente es facilitador de cursos, talleres y seminarios de Sicorientología, crecimiento personal, desarrollo transpersonal, expansión de la conciencia e ingeniería de la autoconciencia, técnicas de relajación y de meditación.

Es facilitador internacional, certificado y autorizado, para impartir las enseñanzas del científico y místico Drúnvalo Melchizedek, a través del taller Despertando el Corazón Iluminado.

Se considera un estudiante más de la vida, un ser humano en desarrollo y crecimiento con una mente abierta a aprender y a dejarse sorprender por la vida, con un corazón dispuesto a dar y a recibir.